Sala de lectura en 360º
el público en general puede solicitar en el Servicio de Préstamo el material que desee consultar en sala, presentando su documento de ...
ver más
CONCURSO de CUENTOS
Biblioteca Central de Educación Secundaria los invita a participar de la 2ª. edición del Concurso Literario "Contámelo ...
ver más
Catálogo en Línea
La Biblioteca Central de Educación Secundaria (1885-2017) en el marco del Mes del Libro - Día Nacional del Libro (26 de mayor) desea ...
ver más
Área de Referencia en 360º
Área de Referencia  (Información - Consulta): Se asesora al usuario para la ubicación del tema de su ...
ver más
AJEDREZ
  Nos reunimos en Biblioteca Central a jugar al Ajedrez todos los jueves de 19:00 a 20:00 horas. CUPOS LIMITADOS.   Inscripciones a ...
ver más
    MESA REDONDA en HOMENAJE al Centenario de CARLOS REAL DE AZÚA
La Biblioteca Central de Educación Secundaria tiene el agrado de invitarle a la Mesa Redonda "Recordando el primer siglo de Carlos Real de Azúa, un autor centenario" 

Expositores: Lisa Block de Behar, Gerardo Caetano y Valentín Trujillo.

Se da a conocer el        CONCURSO 
           "Reflexiones sobre el ensayo y sus transformaciones. Carlos Real de Azúa”  
  BASES      Auspicia: Ministerio de Educación y Cultura

Martes 15 de marzo de 2016 a las 19:00 horas - Sala de Lectura 
                                 
                                                                 INVITACIÓN            GALERÍA DE IMÁGENES          MESA REDONDA       VIDEO     CONCURSO


 
 

CARLOS REAL DE AZUA, UNA VIDA ENTRE LIBROS Y BIBLIOTECAS (1916-1977)


Quisiera agradecer y felicitar a las autoridades de la Biblioteca Carlos Real de Azúa por haber tomado la iniciativa de recordar y reconocer su contribución a la cultura uruguaya en el centenario de su nacimiento. Aunque me expreso a titulo personal, estoy seguro que mi sentimiento es compartido por todos los familiares de Carlos, tío segundo mío, de quien tuve la fortuna de ser muy allegado. Gracias a ello fui testigo privilegiado de su relación con los libros y las bibliotecas. De la suya me beneficié asiduamente durante mi adolescencia hasta bien entrada mi juventud, cuando pasé a residir en el exterior.

Carlos Real de Azúa vivió por, para y entre libros, creo casi desde que tuvo uso de razón. Su apartamento de la calle Mercedes esquina Médanos (hoy Barrios Amorín) se fue transformando progresivamente en una vasta biblioteca, y su conversación y diríase que hasta su respiración, se nutria, se inspiraba y se apoyaba en ellos de los modos más diversos . Perteneció a una época y a un medio en que libro que le interesaba era libro que conseguía, compraba, atesoraba. Pero nunca fue lo que podría llamarse un coleccionador de libros, ni sentía hacia ellos esa actitud obsesiva, fetichista y egoísta de otros: los consideraba instrumentos, vehículos, amigos, interlocutores: los quería, respetaba, cuidaba y a veces compartía, pero no veneraba al libro como objeto. Su actitud, que alguna vez calificó de "instrumental", le permitía -y hasta determinaba- que los subrayara, anotara y hasta plagara de observaciones, de índices paralelos, de reparos, de expresiones de entusiasmo. 
Mi tío era cualquier cosa menos un lector pasivo. Leía lápiz en mano, a veces lápices en mano.   

Fue poseedor -convendría decir mejor constructor- de una considerable biblioteca personal cuyos fuertes fueron la literatura uruguaya, española e hispanoamericana, la teoría literaria y también las ciencias sociales: historia, sociología, ciencia política (sobre todo al final), algo menos la economía. También construyó una vasta hemeroteca: recuerdo su colección de ejemplares de Marcha, Revista de Occidente, Numero, Asir, Cine Radio Actualidad y de tantas otras revistas, así como su colección de folletos y sobre todo su personalísimo y muy artesanal archivo de recortes de prensa. Recorrer su apartamento atiborrado de libros era un modo de asomarse a su alambicado itinerario vital e intelectual.

La construcción de ese cuerpo de libros, revistas y artículos debió mucho a su condición de montevideano visceral: él no compraba por catálogo, lo hacía recorriendo las librerías del centro y la Ciudad Vieja, yendo a la feria de Tristán Narvaja, a remates a veces. En ocasiones salía a la caza con un objetivo preciso, pero en general hurgaba un poco al azar, aunque con profundo conocimiento u olfato de lo que podía encontrar y dónde encontrarlo. Seguramente conocía a todos los libreros de la ciudad, que lo querían, festejaban sus visitas y lo tentaban con ejemplares raros o recientes.

Construyó entonces con amor y esmero su biblioteca personal. Trabajaba fundamentalmente en su casa, aunque leía en todas partes, aun en los lugares mas insólitos: en cafés, por la calle, en parques, en la playa y hasta en el Estadio Centenario. Andaba casi siempre con un libro bajo el brazo, sin el menor atisbo exhibicionista, obviamente. Pero Carlos Real de Azúa también fue usuario activo y defensor acalorado de las bibliotecas públicas: dependiendo de los temas en los que estuviera trabajando iba a consultar libros y revistas a la Biblioteca Nacional, a la del Museo Histórico, a la de la Facultad de Derecho y supongo que a muchas otras. Cuando estuvo en Londres en 1973 recuerdo que me comentó admirado su visita a la venerable biblioteca del Museo Británico.

Para mi tío las bibliotecas eran mucho más que un montón de libros: eran -o debían ser- un lugar de encuentro, un punto objetivo de adquisición y difusión de conocimientos, templos funcionales, cálidos y acogedores donde se profundiza y ensancha la esfera del ser. En cierto sentido, la lectura fue para Carlos Real de Azúa un acto de carácter religioso. Como correspondía a su talante, fue reacio a títulos, homenajes y honores, pero creo que estaría contento y se sentiría orgulloso de que una biblioteca lleve su nombre y que en su seno se recuerde el amor que sintió toda su vida por los libros y la lectura al cumplirse 100 años de su nacimiento.

 Muchas gracias. Santiago Real de Azúa,San José de Costa Rica, marzo de 2016.                                                    

Derecho de las  Imágenes                                  



                                COLECCIÓN "Prof. Dr. CARLOS REAL DE AZÚA"        

En oportunidad de celebrarse el centenario del nacimiento del Prof. Dr. Carlos Real de Azúa (1916-1977) y en conocimiento de que hay muchos interesados en investigar sobre el mismo, informamos al público la situación de la Colección que perteneció a dicho docente, autor e investigador.

Biblioteca Central tiene actualmente en depósito  aproximadamente unos 5000 volúmenes sin procesar que pertenecieron a Real de Azua,  integrados mayormente por libros de Literatura, Historia, Lenguas y Religión. Incluye obras en español y en varias lenguas. 

Si bien esta Biblioteca reconoce el valor de dicha Colección, la labor de su procesamiento es muy lenta, dado que la misma no dispone de personal técnico que se pueda dedicar exclusivamente a esa tarea ni de suficiente espacio para realizarlo prolijamente. Además, la colección Real de Azúa se encuentra en mal estado de conservación e higiene, lo que obliga a trabajar con guantes, túnicas y tapabocas y a tener sumo cuidado en su manipulación. Actualmente, a efectos de facilitar su consulta por parte de investigadores, se está comenzando a organizar la parte bibliográfica con criterios primarios, distinguiendo materia e idiomas.

Las publicaciones periódicas han sido dispuestas en un sector propio dentro de la Sección Hemeroteca de Biblioteca Central, por lo que resulta más accesible.

La custodia de la totalidad de la Colección corresponde a CIESU. Una parte de la misma fue transferida en carácter de préstamo al Consejo de Educación Secundaria (CES), mediante un Convenio CES-CIESU,  renovable bienalmente (el 27/10/1992), y trasladada físicamente a su Biblioteca Central. El resto de la colección permaneció en CIESU.

Las vicisitudes edilicias que sufrió durante varios años el edificio IAVA a las cuales no fue ajena la Biblioteca pusieron en peligro la colección del prestigioso investigador por lo que,  para su mejor

 

conservación, se solicitó devolverla a la institución-custodia. Al rehusarse la misma y durante el reciclaje del edificio, en diciembre de 2007, la Colección fue derivada  a la Cátedra “Alicia Goyena”,  donde se realizó una organización primaria, por lo que fue finalmente inaugurada en dicho local.

El pasado año (noviembre 2015),  a pedido de la Dirección de la Cátedra "Alicia Goyena", dicha colección fue recibida nuevamente en Biblioteca Central de Educación Secundaria "Prof. Dr. Carlos Real de Azúa"; nombre que lleva la misma desde el año 2010 en homenaje a tan ilustre personalidad de nuestro medio. 

Esperamos contar con la comprensión y colaboración de los interesados en la consulta de la misma, hasta que esta Institución pueda ponerla a disposición bajo criterios profesionales.    

                                                                            
                                                                                                 Más Información sobre el  DR. CARLOS REAL DE AZÚA

Dirección
Dr. Eduardo Acevedo N° 1427 -primer piso- y/o por José Enrique Rodó N° 1875 -primer piso- (Puerta Principal del Liceo N° 35 IAVA)
Montevideo - Uruguay

Teléfono: (+598) 2408 3051 

Contacto: biblos@adinet.com.uy
Encargada de Dirección: Lic. Bibga. Marianela Falero
 

HORARIO DE ATENCIÓN: de 10:00 a 22:00 horas

                       

Ubicación